Yoga: una ciencia de la mente

Actualizado: may 21


Aunque el aspecto físico ha ocupado el primer plano, la práctica es una forma de calmar lo mental y transformar nuestros contenidos internos. 

Cuando pensamos en la palabra yoga, visualizamos automáticamente una serie de posturas físicas o, en sánscrito, asanas . Como si la práctica de esta antigua tradición, que tiene varias capas, se restrinja al trabajo corporal. Ya sabes que, originalmente, el yoga es una ciencia de la mente o, si lo prefieres, una práctica meditativa.


Según Diego Koury, un maestro de yoga en línea con la tradición del linaje del maestro indio Krishnamachary (1888-1989), algunas hipótesis explican por qué el cuerpo asumió el papel principal en el yoga practicado en Occidente.


Cuando llegaron aquí, los primeros maestros encontraron personas con salud limitada. Por lo tanto, tenían que trabajar en el físico para poder permanecer sentados durante unos minutos mientras realizaban prácticas más sutiles, como el canto, las técnicas de meditación y la respiración específica. "Todos requieren que la columna esté equilibrada, erecta y cómoda", señala Diego.



La valorización del aspecto físico en el yoga.


Además, los maestros pioneros creían que, a la larga, la práctica física se convertiría en la base de preguntas sutiles de la mente, como la equidad mental y la no violencia, que están en el corazón del yoga, para ser pulidas adecuadamente.


Y los occidentales, siendo más visuales y preocupados por la dimensión corporal, a menudo terminamos viendo el yoga como una opción para la actividad física para fortalecer y estirar los músculos, entre otras ganancias.


"La práctica de asana tiene un lugar muy especial dentro del universo del yoga, pero aunque parece una cosa muy física, y muchas personas terminan limitando la práctica a ese aspecto, está directamente relacionada con el proceso meditativo", dice el profesor.



La concentración nos lleva adentro


El texto principal del yoga, el Yogasutra, de Patañjali, cuya existencia solo se explica a través de leyendas y mitología, dice claramente que la práctica de asanas es un momento para que el practicante pueda identificar los nudos grabados en el cuerpo. Estos enredos, según esta tradición, son expresiones de nuestra conciencia, nuestra experiencia y nuestros recuerdos.


"A través de una concentración bien dirigida, a través de las asanas, es posible identificar y desatar estos nudos", asegura Diego. 



#yoga #presencia #respiración

instagram-logo.png
  • Facebook icono social

©2020 por Sociedad Consciente